¿QUIÉNES SOMOS?

El blog "En los zapatos de mi hij@ adolescente" ha sido elaborado con la misión de ayudar a padres y madres de adolescentes a comprender mejor a sus hijos/as: los cambios que están viviendo, sus nuevas relaciones, a qué dedican su tiempo de ocio...
El equipo profesional que gestiona esta plataforma está compuesto por dos profesionales de la psicología, un profesional de trabajo social, y un profesional de educación social.

sábado, 8 de junio de 2013

Huellas para comprender: Acercándonos a las nuevas tecnologías

Como sabemos los adolescentes dedican gran parte de su tiempo libre al uso de las nuevas tecnologías. Podemos observar día a día como nuestros hijos/as pasan horas delante de un ordenador, de la videoconsola o al móvil.
El acceso a las nuevas tecnologías es cada vez más habitual y es una realidad social con la que debemos saber convivir. Debemos conocer tanto los beneficios como los inconvenientes del uso de las tecnologías, y qué está en nuestra mano para conseguir lograr que nuestros hijos/as sean capaces de beneficiarse de su uso.
La tecnología en sí misma no presenta ningún problema ni amenaza, siempre y  cuando su uso sea controlado y racional. Debemos establecer unas normas y límites en casa sobre el uso de ordenadores, videoconsolas y móviles. No podemos negarnos a su nula utilización, pues así les privamos de todos sus beneficios. Os animo a que cada uno de vosotros penséis el algún beneficio que pueden aportar las nuevas tecnologías antes de continuar leyendo.
Los beneficios que aporta el buen uso de las tecnologías son variados, entre los beneficios que encontramos al uso de los videojuegos hay que destacar la estimulación de ciertas habilidades psicomotrices, de coordinación y razonamiento; la iniciación en el conocimiento informático; la promoción de la perseverancia y el incremento de la tolerancia al fracaso; y la facilitación del intercambio social, al compartir juegos con compañeros y amigos. El mayor peligro que podemos encontrar con su uso es que llegue a darse un comportamiento adictivo que implique que el jugador/a sienta ansiedad o angustia cuando debe permanecer sin jugar, además de llegar a provocar cansancio y daños físicos (problemas oculares, posturales, dolor de cabeza, etc.) cuando el tiempo de dedicación es excesivo. Es peligroso, asimismo, que llegue a convertirse en un refugio obsesivo de jóvenes que hacen del videojuego su única realidad, descuidando otros aspectos de la vida personal, familiar y social. Es por ello de gran importancia ser capaces de establecer con nuestros hijos/as unos límites de uso y normas en casa para que esta situación no llegara a alcanzarse.
En cuanto al uso de internet y al uso de los móviles con internet también podemos describir diferentes beneficios, como que chicos y chicas pueden encontrar en internet una poderosa herramienta para la búsqueda de información y para establecer relaciones en la red con personas con las que compartan intereses y aficiones comunes salvando las distancias geográficas, así como facilitar la comunicación. Pese a esto, entre los riesgos de Internet podemos encontrar además del contacto con la pornografía, que algunos estudios han encontrado una relación inversa entre el tiempo dedicado a navegar por la red y la implicación en actividades sociales como charlas con la familia y vida social. Igualmente, algunos síntomas como la depresión y los sentimientos de soledad se asocian a un uso intensivo de Internet. Al igual que ocurre con el uso de las videoconsolas la clave está en que seamos capaces de establecer unas normas de uso diarias con nuestros hijos/as para el buen uso de las tecnologías. De este modo, seremos capaces de brindarles la oportunidad de que se beneficien de ellas y estaremos previniendo los posibles inconvenientes a los que nos hemos referido anteriormente.
No debemos asustarnos si nuestros hijos/as hacen uso de las nuevas tecnologías debido a nuestro desconocimiento, la mejor manera de comprenderlos es llegando nosotros a beneficiarnos también de ellas. Así que ADELANTE, indaguen sobre las nuevas tecnologías, conózcanlas, y benefíciense de su uso. Eso sí, siempre con un uso moderado y racional como el que debemos inculcar a nuestros hijos/as mediante límites y normas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada